• Para llevar: por razones de higiene, se recomienda bolsas o cajas con ventana según la gama de la oferta.
  • Para "venta asistida": colocar el bocadillo en una bolsita una vez que el cliente ha pedido el producto.